3) ¿Qué beneficios tiene la certificación energética para los propietarios de las viviendas?

Los beneficios de esta certificación son múltiples, como por ejemplo, los siguientes:
  • Reducción del consumo de energía: El estudiar las características constructivas y las instalaciones de un edificio permiten localizar los motivos por los que se producen problemas tales como las humedades en ventanas, el pasar mucho frió en invierno y mucho calor en verano con el uso de calefacción y aire acondicionado que conlleva, etc. Todo ello eleva el consumo de energía necesario para mantener unas condiciones de confort. Conociendo los puntos conflictivos, se puede actuar sobre ellos para eliminar problemas y reducir el uso de instalaciones de climatización, con lo que reducimos la demanda de energía. Ello conlleva la siguiente ventaja.

 

  • Ahorro económico: El reducir la necesidad de consumir energía para mantener las condiciones de confort se refleja directamente en la reducción del importe de las facturas de electricidad y combustible. En muchos casos, el coste de realizar las reformas o mejoras es rentable gracias a los ahorros que se generan, y cuanto más tiempo pasa, mayores son los ahorros ya que el precio de la energía no para de subir.

 

  • Destacar en el mercado inmobiliario: El incluir la etiqueta de calificación energética de nuestra vivienda o local en la oferta o anuncio permitirá comparar entre los inmuebles más eficientes y los que no lo son tanto. De esta manera, podemos poner en valor nuestro inmueble para que sea más atractivo al consumidor y destacar sobre el resto de ofertas.

 

  • Aprovechar ayudas y subvenciones: El gobierno de España, en el Plan de Vivienda 2013-2016 establece ayudas y subvenciones para poder llevar a cabo reformas y rehabilitaciones encaminadas a mejorar la calificación energética reduciendo la demanda y el consumo de energía. En algunos casos dichas ayudas pueden rondar los 50€/m2.

 

  • Mejores condiciones de confort:  Todas la propuestas de mejora que se incluyen en el certificado energético y que se apliquen en los inmuebles, a parte de mejorar la calificación, llevan aparejada una mejora en las condiciones de confort. El vivir en una vivienda con calificación A, en la que no sea necesaria la calefacción durante el invierno, al igual que vivir en una vivienda en la que no sea necesario el aire acondicionado en verano, es un gran beneficio para la salud, los típicos catarros por los cambios bruscos de temperatura desaparecen así como otras muchas afecciones.

 

  • Respetar el medio ambiente: La reducción de consumo de energía hace posible reducir el consumo de otros muchos recursos naturales, con ello se contribuye a conservar todos esos lugares a los que una vez nos gustaría ir, mantener los habitats de animales que tanto nos impresionan y en definitiva, legar a nuestros hijos un mundo en el que vivir

Sígue a CB3 Ingeniería

Para más información no dude en llamar al teléfono  680 34 33 73,  escribenos un correo a info@cb3ingenieria.com o utilice nuestro formulario de contacto.